Zircona

ZIRCONA. El Óxido de Zirconio o Zircona (ZrO2) cristaliza en los sistemas monoclínico, tetragonal y cúbico. La transformación a estructura monoclínica supone un importante cambio volumétrico por lo que las piezas sinterizadas deben ser fabricadas en la forma cúbica y/o tetragonal. Para estabilizar estas estructuras cristalinas se utilizan diversos cationes como el óxido de magnesio (MgO), el óxido de calcio (CaO) o el óxido de Ytria (Y2O3). La estabilización puede ser total (zircona totalmente estabilizada, TSZ) o parcial (zircona parcialmente estabilizada, PSZ). La PSZ es de gran importancia técnica pues previene la transformación de la fase tetragonal a monoclínica gracias a una estructura “pre-tensionada” que supone un aumento de la resistencia y de la dureza. El Óxido de Zirconio ha alcanzado una gran relevancia en los últimos años debido a su extremada resistencia a la fractura, alta resistencia al uso y corrosión, expansión térmica similar al hierro colado, baja conductividad térmica, muy buenas propiedades tribológicas y como medidor de la presión parcial de oxígeno.

Consulte nuestro Catálogo de Cerámicas Técnicas y no dude en contactar con nosotros para más información (Hojas Técnicas) o para un desarrollo nuevo que necesite.

Portfolio Categories:

Cerámicas Técnicas